• 952 500 030
  • info@managu.es

Category ArchiveRecetas

Canapés de Jamón de Pato y Mango

Ingredientes

  • 1 barra de pan
  • 150 gr de lonchas de jamón de pato
  • 1 mango mediano
  • 1 puñado de pistachos
  • 2 tazas de vinagre balsámico

Receta de canapés de jamón de pato y mango

  1. El encanto de estos canapés de jamón de pato y mango está en una reducción de vinagre balsámico, y esto es lo primero que vamos a hacer.
  2. Para ello, incorpora las 2 tazas de vinagre a un cazo y deja cocinar durante 30 minutos a fuego medio o hasta que haya reducido hasta la mitad.
  3. Mientras el vinagre balsámico se reduce, ve preparando los demás ingredientes. Empieza pelando los pistachos y luego tritúralos en un mortero o procésalos en la licuadora para obtener un polvo de pistacho.
  4. Luego corta las barras de pan en rodajas de al menos 2 centímetros y tuesta el pan en el horno durante 10 minutos a 180°C. S quieres que el pan quede bien crocante, déjalo hornear durante 15 minutos vigilando que no se queme.
  5. Lava el mango, luego pélalo y corta la pulpa en láminas. Es importante que los trozos de mango sean delgados y alargados para poder montar el canapé correctamente.
  6. Una vez que el pan y el vinagre estén listo, coloca todas las rebanadas de pan en una bandeja y añade sobre cada los demás ingredientes en el siguiente orden: una loncha de jamón de pavo, un trozo de mango, polvo de pistacho y una gotas de la reducción de vinagre balsámico.
  7. Ya tienes listos tus canapés de jamón de pato y mango, ¿viste qué fácil es prepararlos? Corre a probarlos y disfrútalos.

Huevo Escalfado con Aguacate

Ingredientes

      • 1 huevo muy fresco
      • 1 cucharada de vinagre blanco
      • 2 rebanadas de pan integral
      • 1/2 aguacate
      • Zumo de 1/2 limón
      • Sal
      • Pimienta
      • Aceite.

Preparación

1. Tostar el pan
2. Extraer la carne del aguacate, mezclarla con el zumo y 1 cucharada de aceite
3. Preparar el huevo: cascarlo en un vaso y añadir un chorrito de vinagre
4. Dejarlo reposar 20 minutos
5. Hervir agua, volcar el huevo y cocerlo 3 minutos aproximadamente hasta que la clara esté cocida y la yema blanda

Observaciones

Nuestro truco:
hacer el huevo con antelación y calentarlo 15 segundos en agua hirviendo.
Para servir:
Untar el pan con el aguacate, salpimentarlo y cubrirlo con el huevo.

Conservación

Tomarlo recién hecho

Tartar de Aguacate y Mango

INGREDIENTES: 2-4 personas

1 lomo de salmón fresco (300 g aprox.)
1/2 mango
Ralladura de limón
Ralladura de lima
Unas gotas de zumo de limón
Jengibre fresco rallado
1 cucharada sopera de salsa de soja
Huevas de salmón
Micromezclum
Eneldo fresco
Pensamientos (flores comestibles)
Aceite de oliva virgen extra
Sal

PREPARACIÓN:

Pelamos y cortamos en cubos 1/2 mango y los echamos en un bol. Echamos un poco de ralladura de lima, un poco de ralladura de limón y también unas gotas del zumo de limón.

Con ayuda de un cuchillo grande y bien afilado serramos el lomo de salmón a ras de la piel. Cortamos el salmón en tiras. Cuando el lomo sea más grueso, cortamos tiras del mismo grosor que el resto y estas a su vez las cortamos en 2 o 3, en función del tamaño. Cortamos dados del mismo tamaño que el mango. Echamos los dados al bol. Añadimos un poco de jengibre fresco rallado que hemos pelado previamente (la cantidad al gusto), una cucharada sopera de salsa de soja, sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Removemos y probamos. Es muy importante ir probando y aderezando al gusto. Rectificamos lo que creamos necesario y listo para emplatar.

Ponemos un aro de emplatar en el plato de presentación. Rellenamos el aro con nuestro tartar, aplastamos ligeramente con la cuchara para cubrir todos los huecos y que se asiente el tartar, así conseguimos que no se deforme al desmoldar. Decoramos con unas huevas de salmón, unos micromezclum, pétalos de flores comestibles y un poquito de eneldo. Quitamos el aro con cuidado, ¡y listo!

Guacamole Original Mexicano

¿Cómo saber si un aguacate está maduro para nuestro guacamole?

 

Como decía, el auténtico protagonista es el aguacate. Pero debe estar bien maduro. Un truquito cuando vayamos a comprarlos es quitarles el rabito y ver el color del hueco que queda:

  • Si el hueco que queda es verde es que el aguacate no está aún maduro, y estará muy duro.
  • Si el hueco es de color marrón, es que ya está muy pasado, y posiblemente esté demasiado maduro.
  • El hueco debe tener un color verdoso amarillento, y eso indicará que el aguacate está en su justo punto de maduración 🙂

 

Un buen guacamole lleva aguacates, tomate en cuadritos, un poco de cebolla o cebolleta, perejil o cilantro fresco y zumo de limón (o lima) para que no se oxide el aguacate. Además yo le añado un punto picantón con unas cuantas rodajitas de jalapeños en vinagre cortaditos en trozos pequeños, y un poquito de salsa tabasco. Sal al gusto, y yo también le añado un poquito de aceite de oliva virgen extra para darle ya el toque definitivo y obtener un guacamole insuperable.

Yo en esta receta os doy unas proporciones para un guacamole perfecto que para mi son ideales, pero como os he dicho, cada guacamole es un mundo, y podéis añadir más o menos limón, para darle un toque más ácido si os gusta, perejil o cilantro, o más o menos cebolla o cebolleta, etc.

 

La cocina tradicional mexicana nos advierte de no triturar en la batidora los ingredientes del guacamole, porque no queremos hacer una papilla de aguacate. Mejor cortar todo en trocitos pequeños y luego machacaros con el tenedor o en el mortero. Pero yo lo que hago es ponerlo todo en la trituradora y darle un golpe de 3 segundos, lo suficiente como para que se destrozen y se mezclen, pero que mantenga la textura de tropezones característica del guacamole perfecto.

Podéis servir el guacamole con tomatito en cuadrados por encima, con perejil o cilantro fresco. Lo más habitual es servirlo con totopos (doritos o nachos, como los llamamos nosotros en España), aunque no es fácil encontrarlos sin lactosa. Yo lo que hago muchas veces es coger tortillas de trigo para burritos mexicanos, asarlas unos segundos a fuego fuerte en la sartén, y cortarlas en triángulos a modo de totopo o nacho, para mojar – o dipear – en la salsa de guacamole. Tal y como hicimos en nuestro hummus de aguacate.

 

Guacamole
Tiempo preparación
10 min
Receta mexicana tradicional del guacamole con toque picantón, ideal para dipear con nachos entre amigos en el aperitivo.
Raciones3
Ingredientes
  • 3 aguacates maduros
  • 1/2 cebolleta grande o cebolla
  • 1 tomate mediano no muy verde
  • Zumo de medio limón o lima
  • 2-3 rodajitas de jalapeño
  • Salsa tabasco (opcional)
  • Sal
  • aceite de oliva (opcional)
  • perejil o cilantro fresco
ELABORACIÓN
  1. Picamos bien la cebolleta, los jalapeños y el tomate en cubitos. Reservamos una parte del tomate para incorporársela al final.

  2. Extraemos la pulpa de los aguacates y los cortamos en trocitos pequeños. Les añadimos zumo de medio limón para que no se oxiden.

  3. Añadimos todo a la picadora, con sal al gusto y un chorrito de aceite de oliva y si lo queréis más picante, con un chorrito de salsa tabasco.

  4. Trituramos durante 2-3 segundos (no hacemos papilla, sólo triturar un poco para que quede textura con trocitos) O si no, machacamos todo con un tenedor.

  5. Por último le mezclamos el tomate que teníamos reservado, el perejil o cilantro fresco picado y servimos con nachos o crudités de verduras.

MIS NOTAS

El guacamole es totalmente al gusto y las proporciones de tomate, cebolleta, sal, limón y aguacate podéis modificarlas hasta conseguir vuestra combinación perfecta.